Elogix is an incredibly powerful & fully responsive WordPress Theme. Grab your copy on Themeforest
Open
X

Consejos para el cultivo.

Hablaremos de varios temas inherentes al cultivo de las cactáceas y las plantas suculentas en general. Debido al creciente interés de los coleccionistas, que cada día son más, es importante entregarles consejos que seguramente contribuirán al sano desarrollo de sus plantas.

En primera instancia, abordaremos el tema del riego, que aparentemente es el que más nos preocupa cuando iniciamos nuestra colección. La opinión más generalizada, es que debemos regar con cuentagotas, que el riego extremadamente cuidadoso, para no pasarse, debe de calcularse en cantidades mínimas, incluso a veces se aconseja el uso de un atomizador; todo esto es falso, por el contrario, no debemos calcular la cantidad de agua, debemos regar hasta saturar completamente el sustrato (tierra) de nuestra plantas, por supuesto, debemos asegurarnos de que nuestras macetas tienen una o varias drenas por donde perderán el exceso de humedad por escurrimiento, en caso contrario, cuando no existe ningún orificio o drena en el recipiente en que se encuentra plantado nuestro cactus, debemos usar para el riego de un 15 a un 20% de agua del volumen total de tierra o sustrato en que se encuentra establecida nuestra planta. Esto significa, que es más importante cuidar la periodicidad que la cantidad del riego, es decir que si regamos cada quince o veinte días a llenar, es más acertado que regar con muy poca agua, aunque el riego sea más seguido. De hecho, en la mayoría de los casos es aconsejable permitir períodos de sequía total de algunos días, entre un riego y otro, lo que nos dará la seguridad de que nuestra planta ya tiene sed en el momento en que la regamos. Por otra parte, es bien sabido por los viejos coleccionistas, que el empleo de esta técnica, redunda en un ritmo de crecimiento más acelerado.

Es importante recordar que la presencia constante de humedad en el sustrato, favorece la proliferación de bacterias y la formación de hongos, los que pueden atacar directamente a la raíz, infestándola, originando su podredumbre, y eventualmente, la de la planta, que muchas veces es invadida en todo su interior sin que haya síntoma aparente, ya que la enfermedad suele respetar la epidermis, de este modo cuando ha terminado su labor destructiva, la planta parece secarse o “chuparse”. También es importante saber que no debemos regar nuestros cactus inmediatamente después de haberlos transplantado, pues durante la operación, por más cuidadosos que seamos, lo más seguro es que siempre dañamos las raíces, sobre todo en sus partes más delgadas, donde quedan heridas expuestas, verdaderas puertas de entrada para hongos y bacterias,  y si regamos de inmediato les damos la posibilidad de atacar con mucha facilidad. Por todo esto, es aconsejable transplantar en seco y esperar unos 4 o 5 días antes del primer riego; también es indispensable, cuando las heridas de la raíz han sido importantes al sacar a la planta de su antigua maceta, dejarla a raíz desnuda en un lugar seco y fresco unos 8 o 15 días, o hasta que las heridas sanen bien antes de volverla a plantar.

Es muy importante también, la composición del sustrato. Para el cultivo óptimo, aconsejamos entre un 75 y un 80% de arena porosa , ligera como el tezontle o arena de lava, tepojal, Etc., y un 25 o 20% de tierra de la que normalmente usamos para nuestras plantas del jardín, ambos compuestos perfectamente mezclados nos dan un sustrato nutritivo y de buen drenaje. Debemos tomar en cuenta que cuando cultivamos en macetas o tiestos, se vuelve indispensable reponerle sus nutrientes a la tierra periódicamente, mediante el uso de fertilizantes solubles a través del riego.

Para saber más, te invito a conocer nuestra Unidad para la Conservación , en donde incluso puedes hallar una gran diversidad de cactáceas y suculentas en general, para enriquecer tu colección, Nos encontramos en el Km. 71.5 de la Carretera Federal Toluca-Ixtapan de la Sal, en el Llano de la Unión, Edo. de México.

¡GRACIAS POR UNIRTE AL TRABAJO POR LA CONSERVACION!